Devocionales

 

 

MUERTE POR VIDA

2020-07-08 Por: Pr. Juan Estrada 24

“Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la encontrará” (Mateo 16: 25 NVI).

El versículo de hoy parece una paradoja, si quieres tu vida la vas a perder, pero sí pierdes tu vida la vas a encontrar. La cuestión no es perder la vida ni ganarla sino como la pierdes. De una u otra manera la vida se pierde, pero sólo de una manera la vida que se pierde se puede recuperar.

Cuando Jesús vivió en esta tierra, Él ofreció su vida y la entregó como sacrificio, al morir, dio la oportunidad de tener vida, parecen contrario a toda la lógica, ¿Cómo una muerte puede dar vida? Jesús se adentró en lo más profundo de la ley, esta exigía la muerte del pecador, y Jesús cumplió esta parte de la ley, su muerte era el cumplimiento de la paga del pecado. De esta manera al darle el pago correspondiente a la ley, ahora todos tenían acceso a la verdadera vida, y es la vida que el Señor creó en el principio.

¿Y cómo puedo perder mi vida y ganar la vida que me ofrece Jesús? El apóstol Pablo escribió: “He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí” (Gálatas 2: 20); mi vida la he entregado cuando he crucificado al yo, cuando ya no vivo lo que yo quiero, sino que dejo que Dios viva mi vida. Cuando Dios toma el control de mi vida, tengo la seguridad de que he encontrado la verdadera vida ¿Has permitido que Dios tome el control de tu vida?

Que tu oración este día sea: Querido Dios, ya no quiero vivir yo, quiero darte el control de mi vida, quiero que tú la vivas por mí, porque sé que de esa manera tendré vida, todo esto te lo pido en el nombre de Jesús, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS