Devocionales

 

 

SIN LA MÁSCARA

2020-07-07 Por: Pr. Juan Estrada 26

“Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu” (2 Corintios 3: 18 NVI).

De niño me gustaban las máscaras de los luchadores de la lucha libre. Hace unos años, en un viaje mi esposa compró una máscara de carnaval; ambos tipos de máscaras cubren la identidad de las personas y es difícil reconocerla aún si conocemos a esta persona.  ¿Qué refleja nuestro rostro? Realmente somos lo que decimos ser o ¿Tenemos una máscara puesta? Hay muchas personas con las que nos relacionamos, pero realmente no conocemos, ellos no reflejan su verdadera identidad.

Sólo Dios puede quitarnos la máscara de nuestra falsa identidad, esto sólo puede pasar si nosotros aceptamos que Él transforme nuestra vida y nuestra persona, esto únicamente sucede cuando “He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí”  todo en la vida cambia, y nuestro rostro refleja la gloria del Señor, porque “Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí” (Gálatas 2: 20).

Sólo un rostro transformado puede reflejar el carácter de Dios. Responde esta pregunta ¿Mi rostro refleja el carácter de Dios?

Que tu oración este día sea: Querido Señor, quítame la máscara que impide reflejar tu carácter, ayúdame a ser transparente ante los demás, te lo pido en el nombre de Jesús, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS