Devocionales

 

 

LA ORACIÓN, UNA COMUNICACIÓN CON DIOS

2020-07-02 Por: Martha García 24

“Y no os conforméis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Romanos 12: 2)

No hay mejor manera de comenzar el día dedicando un momento para estar en comunión con DIOS a través de la oración, en ese tiempo que pasamos a solas con ÉL, es cuando nosotros adquirimos la confianza y la fuerza que sólo DIOS puede darnos para poder enfrentar los problemas de la vida; su Luz y su Sabiduría   aparecen trayéndonos el consejo oportuno para poder tomar las decisiones trascendentales que la vida nos presenta.

Cuando oramos a nuestro Dios, nuestro carácter y pensamientos son continuamente influenciados por su presencia y esto hace que nuestro carácter cada día se vaya transformando más conforme a lo que espera de nosotros.

 

La oración es un arma espiritual formidable y es un privilegio para los hijos de Dios que nos permite tener acceso a Él a través de nuestro SEÑOR JESUCRISTO su hijo. Imagínate ser transportado a la presencia de DIOS en un abrir y cerrar de ojos. Querido lector ¡Eso es la oración!

 

Cuando ores, siéntete libre de expresarle todo aquello que traes dentro de tu alma, Él está dispuesto a escucharte, y ayudarte en todo aquello que tú le permitas.

Cristo anhela obrar su carácter en nosotros a fin de que podamos ser sus testigos en un mundo que perece. Desea que seamos sus canales a fin de que pueda revelarse a través de nosotros a aquellos que no lo conocen. “Nuestra influencia sobre los demás no depende tanto de lo que decimos, como de lo que somos” (El Deseado de todas las gentes, p. 115).

Que este día tu oración sea: Querido Padre Celestial, una vez mas gracias por todas tus bondades, y porque se que estas atento a nuestra oración, gracias Señor, Bendito y Alabado seas por los siglos de los siglos, Amén

Dios te bendiga




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS