Devocionales

 

 

MI FUERZA ESTÁ EN EL SEÑOR

2020-06-08 Por: Pr. Juan Estrada 24

“Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues que hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles” (Romanos 8: 26 RVR 1960).

Alejarnos de Dios es muy fácil, regresar, no es difícil, solo tenemos que plantarle cara al enemigo y decirle ¡basta! Creo en Dios y es mi Salvador. Aunque no se tenga el valor de hacer lo anterior, aunque nuestras fuerzas se vean mermadas por el pecado y que el mismo pecado nos haga débiles, aun en esa debilidad el Espíritu de Dios nos puede dar fuerzas suficientes para hacerle frente al enemigo y empezar de nuevo al lado de Jesús.

Aunque las circunstancias sean difíciles, el Señor ayuda para que se pueda salir del pecado, sólo basta con caer de rodillas delante del Padre y pedirle fuerzas en el momento de debilidad, ánimo en los momentos de angustia, seguridad en los momentos de crisis, fe aunque el mundo se desplome y perdón en el nombre de Jesús. La oración sincera del pecador arrepentido es llevada delante del Padre como incienso grato, siendo el mismo Jesús quien se presenta delante del padre e intercede por ti y el Padre da una respuesta por amor a su Hijo.

Querido amigo, aún hay esperanza en este mundo de dolor, el Señor quiere darte fuerzas en tu debilidad, quiere que levantes el vuelo como las águilas, Él solo quiere lo mejor para ti ¿Estás dispuesto a recibir lo que tiene para ti?

Que tu oración este día sea: Señor, dame fuerzas en mi debilidad, no permitas que el enemigo me destruya, ayúdame en mi incredulidad. Quiero ser salvo y quiero que restaures mi vida, en el nombre de Jesús, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS