Devocionales

 

 

TRANSMITIENDO EL AMOR DE DIOS

2020-05-21 Por: Pr. Juan Estrada 26

El amor debe ser sincero. Aborrezcan el mal; aférrense al bien.  Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente. (Romanos 12: 9-10).

En el texto de hoy encontramos al menos tres características muy importantes dentro de las relaciones con otras personas.

Primero. La sinceridad, la lealtad y la fidelidad juegan un papel muy importante en una relación, no debe existir nada fingido, porque si fuera así, esa relación está destinada al fracaso y a causar dolor a otros. Es por eso que se recomienda que sea un amor sincero.

Segundo. Al parecer el texto cambia de tema y cambia de hablar del amor sincero a aborrecer lo malo, la pregunta es ¿Cuál es la relación entre el amor sincero y aborrecer el mal? Cuando se conoce a Dios, conocemos el origen del amor, siendo más fácil practicar el bien y dejar de lado lo malo, porque se ha aprendido a amar lo bueno.

Tercero. Amar a nuestro semejante con amor fraternal, el que no ama con sinceridad es porque no ha conocido a Dios, porque Dios es amor, y través del amor podemos amar a nuestro semejante como a nosotros mismos.

El amor juega un papel muy importante en la fe, ya que es el medio por el cual somos salvos y podemos hablar a otros de Dios. Querido amigo lector, el Señor quiere que tengas el amor de Dios en tu vida ¿Estás dispuesto a aceptarlo?

Que tu oración este día sea: Padre y Dios, gracias porque tú me amaste primero, ayúdame para que, a través de ese amor, pueda amar a mis semejantes como tú los amas, en el nombre de Jesús, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS