Devocionales

 

 

¿ERES CÓMO EL ROBLE?

2020-05-19 Por: Pr. Allan Machado 29

“Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba” (Marcos 4: 37)

“Oh Dios, tómame, quebrántame, hazme.” El roble llega a su máximo valor cuando es tomado, quebrantado y formado por las manos duras y callosas del carpintero. El hacha lo derriba, el serrucho lo asierra, el taladro lo atraviesa, la trincha lo amolda, la cola lo pega y el barniz lo pule… Y al final de tantos años a la intemperie, después de tantas tormentas, de tanto sol y sereno, después de tantas herramientas y procedimientos, el roble se convierte en el más apreciable y valioso mobiliario.

La belleza en la naturaleza se produce después de la tempestad. La belleza abrupta de la montaña nace después del vendaval, y los héroes de la vida son aquellos que llevan las señales de la batalla y han sido limpiados por la tormenta.

Querido joven, estás entre las tormentas y has sido movido por los vientos. El mundo de hoy es turbulento y peligroso. Cada día se acumulan a tu alrededor nubarrones tempestuosos. ¿Te han dejado quebrantado, fatigado y desilusionado, o como al roble te han fortalecido, enriquecido y perfeccionado?

Es mi oración: que crezcas con la corteza dura de un roble y con la nobleza inexplicable de dejarse “carpintear” por el carpintero divino. Yo reconozco que el Señor hace tiempo está carpinteando conmigo.  Ruego al Señor que llegues a ser como ese roble que el Señor desea, en el nombre de Jesús, Amén

Dios los bendiga

Para más devocionales ingresa a:

www.manapdc.com

y síguenos en nuestras redes sociales:

FB: Mana Pan del Cielo

TW: @Mana_PDC




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS