Devocionales

 

 

YO NO ESTOY TRISTE

2019-11-16 Por: Pr. Juan Estrada 19

Devuélveme la alegría de tu salvación; que un espíritu obediente me sostenga (Salmos 51: 12 NVI).

¿Eres feliz? Quizá tu respuesta sea “depende de la situación”, no es fácil sonreír en los momentos difíciles y aún más cuando en la vida no tenemos esperanza. La esperanza es esa motivación que te mueve para seguir adelante, es el motor para empezar de nuevo, para continuar cada día.

Para el salmista, su vida es feliz al tener la certeza de la salvación, al saber que puede confiar y que, a través de ésta confianza, tiene seguridad, y que todo se basa en el beneficio de la esperanza puesta en Dios. Para él, ser feliz está en creer que se tiene la vida puesta en las manos de Dios. No sólo es una actitud de creerlo, sino también de vivirlo y experimentarlo cada día.

Es por eso que nosotros tenemos la oportunidad de experimentar cada día la Gracia que el Señor nos da, probemos la experiencia de la salvación, démosle a nuestra vida un poco de alegría, demos a nuestra vida la esperanza, la confianza y la seguridad de saber que, puestos en las manos de Dios, no hay nada que nos haga sentir tristes.

Que tu oración este día sea: Señor, no puedo estar triste, mi corazón reboza de felicidad desde el día que nos encontramos, gracias por esos momentos de felicidad que me regalas, te lo agradezco en Jesús, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS