Devocionales

 

 

REDISEÑANDO VIDAS

2019-11-03 Por: Pr. Juan Estrada 25

“Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar” (Isaías 58: 12)

La iglesia tiene un llamado divino, y este consiste en marcar la diferencia en la sociedad en la que se envuelve, también está llamada a ser reparadora de portillos rotos y de hacer volver el corazón del hombre a Dios y todo esto se debe expresar de forma continua, pues el Señor nos ha permitido ser llamados sus hijos, tal como lo expresó el apóstol Juan, al escribir: “Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios” (1 Juan 3: 1); este amor debe ser el motor que nos mueva a amar a nuestros semejantes.

Tú formas parte de la iglesia del Señor, tú has sido llamado por tu Salvador y Él ha puesto en tus manos la misión de ser constructor y reparador de corazones rotos por el pecado; aprovechemos la oportunidad que tenemos de ayudar y expresar nuestro carisma hacia quien necesita tu ayuda, preocúpate por sus necesidades, súplicas y veras como su corazón se abre para que Jesús pueda entrar y trasformar su vida por completo.

Somos llamados hijos de Dios, y somos edificadores, reparadores y restauradores de vida rotas.

Que tu oración este día sea: Señor, envíame a mí, estoy dispuesto a hacer tu obra, quiero traer a otros a tus pies, no a mi manera, sino a la manera de Jesús, en su nombre te lo pido, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS