Devocionales

 

 

ORACIÓN INTERCESORA

2019-09-09 Por: Carolina Raquel Godines Fragoso 12

“…Oren los unos por los otros para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz” (Santiago 5: 16 NVI)

Por lo general sólo me concentraba en mis asuntos y los de mi familia, mis oraciones eran cortas y un tanto automáticas. Pero mi forma de orar cambio cuando escuché a un pastor lanzar un reto a todos los que quisieran orar más. Nos invitó a orar tres veces al día con cronómetro en mano, 3 oraciones de 10 minutos cada una. Sugirió que se hiciera una lista con los nombres de las personas más allegadas a nosotros, también pidió que incluyéramos a los hermanos de la iglesia y a nuestros compañeros de trabajo. Habló del poder de la oración intercesora, de cómo es importante pedir la ayuda de Dios para otras personas diferentes a nosotros mismos. Al principio me costaba trabajo no pensar en las cosas que yo quería pedir, anoté en una hoja una larga lista de nombres y comencé a orar por esas personas. Los minutos se iban volando, cuando menos lo sentía la alarma del cronómetro sonaba indicando que los 10 minutos se habían acabado. Cada vez pasaba lo mismo, orar por otros hace que te olvides de tus problemas, y que Dios los resuelva mientras tus pensamientos interceden por los problemas de alguien más.

Muchas personas por las que estuve orando me contaron haber experimentado mejorías de salud, solución a sus problemas, etc. Yo sé que no soy la mejor de las Cristianas, pero a pesar de ello Dios inclinó su oído y respondió muchas de mis oraciones, porque su palabra dice que por Cristo somos hechos justos, y la oración de los justos tiene poder. La Palabra nos insta a orar unos por otros. Moisés intercedió por su pueblo y sucedieron cosas maravillosas. No dejemos de orar con fervor, nuestras oraciones en conjunto pueden mover la mano de Dios en beneficio de aquellos que necesitan ser rescatados.

Que tu oración este día sea: Gracias Dios porque inclinas tu oído para escucharnos y concedernos grandes favores, no somos merecedores pero en el nombre de tu hijo Jesús obras milagros para nosotros y te alabamos por ello. Amén.

Bendiciones 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS