Devocionales

 

 

CONFESIÓN IGUAL A LIBERTAD

2019-08-13 Por: Pr. Juan Estrada 20

“Ellos son tus siervos y tu pueblo al cual redimiste con gran despliegue de fuerza y poder.” (Nehemías 1: 10 NVI).

Reconocer haber pecado, es un gran paso en el cambio de una persona; y fue lo que hizo Nehemías, él reconoció que su pueblo, que su familia y que él mismo había pecado contra Dios, que se habían olvidado y quebrantado el pacto que hicieron con el Señor en el pasado. Su confesión ante Dios le ayudó también a pedirle que si había encontrado misericordia en el Señor le diera la oportunidad y la esperanza de volver a ser parte de su pueblo.

Uno de los momentos que más alegran el corazón de Dios es cuando nos postramos delante de su presencia y con un corazón contrito, confesamos nuestro pecado delante del Señor. Es en ese momento, cuando el Señor nos levanta y nos da una nueva oportunidad en la vida, su corazón reboza de alegría porque hemos ido a Él, porque hemos confesado nuestro pecado, porque queremos volver a ser parte de su pueblo, porque queremos que sea Él quien viva nuestra vida.

Sus promesas y sus bendiciones son más abundantes para aquellos que se acercan al Señor, pues no quiere que nadie perezca, pues quiere que todos nos arrepintamos de nuestra vida de pecado y que vayamos a Él, quien nos espera con los brazos abiertos, para darnos la salvación.

Que tu oración este día sea: Señor, gracias porque siempre estas allí, siempre me esperas con los brazos abiertos, perdóname porque muchas veces me alejo de ti, en el nombre de Jesús oro, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS