Devocionales

 

 

SIN CONDENA ALGUNA

2019-08-04 Por: Pr. Juan Estrada 17

“Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús, pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte.” (Romanos 8: 1-2 NVI).

Hace unos meses conocí a una persona que había salido de prisión, y decía que la libertad que ahora tenía no era la misma que antes de entrar a prisión. El Señor nos ha prometido una libertad de todas las cargas que afligen el corazón del hombre. La mayor condena de la ley es la muerte del pecador, pues solo el hecho de transgredirla, nos sentencia automáticamente y su paga es la muerte eterna. Ante esta situación Dios ha provisto una alternativa, y ha hecho remisión de los pecados a través de un ser perfecto y sin pecado, siendo este el medio y una alternativa a la condena de la ley.

La sangre derramada en la cruz, es más que suficiente para hacer remisión de los pecados de la humanidad, “Porque Cristo, nuestro Cordero pascual, ya ha sido sacrificado” (1 Corintios 5: 7). Esta acción ya nos dio la oportunidad de tener la salvación y tener la vida que realmente necesitamos. Hemos sido rescatados por el sacrificio de Cristo.

Que tu oración este día sea: Señor, en tu divina misericordia me diste la oportunidad de ser salvo, yo la acepto por fe, en Jesús oro. Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS