Salud del cuerpo

 

 

COMO CUIDAR TU SALUD 5

2021-11-13 Por: Pr. Juan Estrada 34

4. Hidrátate como necesitas.

Tu organismo precisa de al menos dos litros diarios de líquidos para mantenerse en forma. Sobre todo, debemos beber agua (de seis a ocho vasos al día), aunque también se pueden tomar zumos naturales, infusiones y caldos.

Que dice las Escrituras respecto al consumo de agua y al consejo de la OMS.

El agua es un símbolo muy importante dentro del cristianismo, pues tiene un significado muy importante sobre a quién simboliza dicho elemento.

“Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed —respondió Jesús—, pero el que beba del agua que yo le daré no volverá a tener sed jamás, sino que dentro de él esa agua se convertirá en un manantial del que brotará vida eterna.” (Juan 4: 13-14). El agua es un elemento que satisface nuestra sed, siendo el único elemento en la naturaleza, con la capacidad de satisfacer la hidratación que nuestro cuerpo necesita, en el aspecto espiritual el agua es el elemento qué necesitan las personas para poder cambiar y ser limpios del pecado por medio de Cristo.

“Estando sanos o enfermos, el agua pura es para nosotros una de las más exquisitas bendiciones del cielo. Su empleo conveniente favorece la salud. Es la bebida que Dios proveyó para apagar la sed de los animales y del hombre. Ingerida en cantidades suficientes, el agua suple las necesidades del organismo y ayuda a la naturaleza a resistir la enfermedad. Aplicada externamente, es uno de los medios más sencillos y eficaces para regularizar la circulación de la sangre. Agua pura para beber y aire fresco para respirar... da vigor a los órganos vitales, purifica la sangre y ayuda a la naturaleza a vencer las malas condiciones del sistema.” (White, HD 99. 185.3,4).




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS