Salud del cuerpo

 

 

HACIA UNA MEDICINA INTEGRATIVA FEMENINA 4

2020-11-28 Por: Autorización de Fundación Vivo Sano 32

UN MODELO MÉDICO MAL DENOMINADO BIOMÉDICO

 

El prefijo bio nunca lo entendí. Quizá sólo considerando que hay muchos licenciados en medicina, pero pocos médicos en el sentido que ello ampliamente supone. Ser lo primero es fácil. Sólo hay que estudiar lo que te mandan, sin pensar mucho. Ser lo segundo supone un cuestionamiento permanente de cada acto, una individualización de lo que se aplica, una permanente revisión y una preocupación por quien nos viene a pedir ayuda.

 

Es con mucho un esfuerzo intelectual y emocional que muchos desdeñan. Porque en esta mirada lo humano entra en juego con fuerza. La biomedicina no sólo se apropió de los cuerpos, sino que evitó lo psíquico. Se ha establecido una falsa dicotomía entre emociones y razonamientos. No son opuestos. Son complementarios en un todo.

 

Apoyarse sólo en “los datos y las evidencias”, como obliga la biomedicina, lo que está consiguiendo es una demanda creciente de personas que buscan los modelos de trabajo de la medicina integrativa.

 

¿QUÉ QUIEREN LAS PERSONAS, LOS PACIENTES?

 

Más empatía, más opciones, más explicaciones, atención personalizada y global, no ir de especialista en especialista en un peregrinar inacabable, con soluciones exclusivamente farmacológicas, así como más reconocimiento y cooperación.

 

En un país como el nuestro, con un potentísimo sistema nacional de salud con buenos profesionales, con recursos instrumentales, de amplia cobertura nacional donde además 11,5 millones de personas pagan un seguro médico aparte privado, lo que supone para el sector empresarial un paquete de más de 8000 millones de euros en el año 2018 y creciendo, qué hacen buscando modelos de medicina integrativa. Pues sencillamente buscan aquello que no encuentran ni se les ofrece. Y si la estructura y los grupos de poder sanitarios vieran más allá, entenderían que este modelo va a ser el único que mantenga al sistema vivo, pues los estudios sobre reducción de costos que aporta la salud y medicina integrativa son ya verificables. Cuanto más tiempo se pierda, peor para todos.

 

JOSÉ F. TINAO MARTIN-PEÑA, Miembro de SESMI y CMI-Clínica Medicina Integrativa. www.medicinaintegrativa.com

 

www.vivosano.org/hacia-una-medicina-integrativa-femenina-un-modelo-emergente-en-situacion-de-emergencia/




Autor
Autorización de Fundación Vivo Sano

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS