Salud del cuerpo

 

 

HACIA UNA MEDICINA INTEGRATIVA FEMENINA 2

2020-10-31 Por: Autorización de Fundación Vivo Sano 36

UNA MEDICINA FEMENINA

 

Y cuando nos enfocamos en la población femenina (el 50% de la población), los hechos son todavía más dramáticos. Desde sus orígenes la medicina ha ninguneado a la mujer. No la ha considerado “el otro ser humano” con elementos comunes y diferenciados. Como mucho la ha considerada “el otro”, teniendo como referencias al varón y además de determinado sesgo: blanco, anglosajón, de 30 años de edad. Esta ha sido la referencia de donde ha partido “lo normal”. Aunque históricamente Darwin llegaría a afirmar que la mujer bien podía ser considerada “el ser humano evolucionado”, muy pocos, no sólo de su época sino de la posterior y actual, han sostenido esta afirmación.

 

La realidad es que ha sido excluida de la producción del saber médico y científico y de su aplicación. La medicina consideró de inicio que excepto lo considerado en torno “a la procreación” todo lo demás debería ser igual y funcionaría de la misma manera. Con políticas paternalistas “la protegía de la investigación médica”, y a cambio de ello realmente la medicina ha sido brutal en los procesos conceptuales diagnósticos y terapéuticos con la mujer, mucho más que con el varón. Numerosos estudios han comprobado esta realidad histórica cuya conclusión es que los conocimientos que tenemos proceden de la biología masculina, escasamente de la femenina, “protegida” porque estaban destinadas a la procreación, y esto podía alterar potencialmente ese fin.

 

No sería hasta el reciente año 2014 que el propio Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos comenzó a reconocer el problema del sesgo masculino en los ensayos preclínicos y ya ¡en 2016! exigió que en la investigación se utilizaran modelos animales que incluyeran tanto machos como hembras.

 

Muchos se preguntan por qué hasta el 75% de las mujeres de un estudio realizado en Estados Unidos usan alguna terapia de las denominadas complementarias, especialmente tras la menopausia. Estas terapias están básicamente relacionadas con cambios en la nutrición y la dieta y en las denominadas técnicas mente-cuerpo. Desafortunadamente lo hacen en su mayoría por sí mismas, bajo la recomendación de una amiga o un familiar, un consejo de internet o una lectura de publicación general. No se apoyan en conocimientos de sus médicos. Posiblemente si preguntaran sólo encontrarían desconocimiento o una regañina.

 

La medicina integrativa como nuevo modelo ha buscado lo que los pacientes, y en general las personas, pedían, que tuviéramos una visión más real y completa, que no se fijaran en ellos como elementos básicamente corpóreos (química, genética, física…) sino como una persona en su globalidad.


Continuará…

 

JOSÉ F. TINAO MARTIN-PEÑA, Miembro de SESMI y CMI-Clínica Medicina Integrativa.www.medicinaintegrativa.com 

www.vivosano.org/hacia-una-medicina-integrativa-femenina-un-modelo-emergente-en-situacion-de-emergencia/




Autor
Autorización de Fundación Vivo Sano

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS