Salud del cuerpo

 

 

OSTEOPOROSIS

2019-10-05 Por: Autorización de Fundación Vivo Sano 36

La osteoporosis es el tipo más común de enfermedad ósea. Es una enfermedad metabólica del hueso que se caracteriza por una densidad mineral reducida y por una distribución estructural alterada del hueso. Si bien la osteoporosis no produce síntomas por sí misma, la densidad del hueso y los cambios estructurales asociados a la osteoporosis provocan un desequilibrio de la fuerza del esqueleto y un incremento considerable del riesgo de fracturas. 

 

La osteoporosis se presenta cuando el organismo no es capaz de formar suficiente hueso nuevo, cuando gran cantidad del hueso antiguo es reabsorbido por el cuerpo o en ambos casos.

 

Normalmente se diferencia entre dos tipos de osteoporosis. La osteoporosis primaria es la pérdida de densidad mineral del hueso por causas desconocidas.

 

Los factores de riesgo de la osteoporosis primaria incluyen deficiencia de estrógenos, edad avanzada, menopausia temprana, antecedentes familiares e índice de masa corporal bajo. La osteoporosis secundaria es la pérdida de densidad mineral del hueso debido a una causa identificada. La causa más común de osteoporosis secundaria es el uso crónico de cortico esteroides o tratamientos hormonales.

 

La osteoporosis y las fracturas debidas a ella son más frecuentes en la raza blanca, seguida de la asiática, que, en relación con la raza negra y los hispanoamericanos, presentan una incidencia menor. Se estima que en España la prevalencia de osteoporosis en mujeres mayores de 50 años es del 22.8 %. Pero esta no es una enfermedad patrimonio de las mujeres, como se ha pensado de manera tradicional, de los dos millones de personas que se estima que están afectadas por osteoporosis, en torno a 700.000 son hombres.

 

El calcio y el fósforo son dos minerales esenciales para la formación normal del hueso. Es fundamental el periodo de la juventud, cuando el cuerpo utiliza estos minerales para producir huesos. Si uno no obtiene suficiente calcio o si el cuerpo no absorbe suficiente calcio de la dieta, se puede afectar la formación del hueso y los tejidos óseos.

 

A medida que uno envejece, el calcio y el fósforo pueden ser reabsorbidos de nuevo en el organismo desde los huesos, lo cual hace que el tejido óseo sea más débil. Esto puede provocar huesos frágiles y quebradizos que son más propensos a fracturas, incluso sin que se presente una lesión.

 

Por lo general, la pérdida ocurre de manera gradual en un período de años y, muchas veces, la persona sufrirá una fractura antes de darse cuenta de la presencia de la enfermedad. Cuando esto ocurre, la enfermedad ya se encuentra en sus etapas avanzadas y el daño es grave.

 

Los objetivos del tratamiento para la osteoporosis son: Controlar el dolor asociado con la enfermedad.


                    ·          Retardar o detener el proceso de pérdida ósea.

 

·          Prevenir fracturas con medicamentos que fortalezcan el hueso.


·          Minimizar el riesgo de caídas que podrían causar fracturas.

 

Existen algunos tratamientos diferentes para la osteoporosis, incluyendo cambios en el estilo de vida, dieta adecuada y una diversidad de suplementos que deben ser pautados por un especialista.

 

www.vivosano.org/osteoporosis/




Autor
Autorización de Fundación Vivo Sano

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS