Salud del cuerpo

 

 

LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA HIDRATACIÓN

2016-04-23 Por: Carolina Raquel Godines Fragoso 8

"Todo el que beba de esta agua, volverá a tener sed"… (Juan 4:13)

Tan importante es saciar nuestra sed espiritual, como lo es satisfacer la sed física. Sabemos que las palabras citadas en el verso de hoy, fueron dirigidas a la mujer Samaritana. Después de un largo camino bajo el sol, Jesús estaba agotado, su cuerpo estaba deshidratado, se sentó junto al pozo de Jacob para descansar y le pidió a la mujer que le  diera agua para beber.

Tristemente, mientras habitemos este cuerpo corruptible; tendremos una sed constante que debemos saciar para que nuestro organismo funcione de manera correcta. En su mayoría el cuerpo está compuesto de agua, distribuida entre todos los órganos y las células que componen  los mismos. Después de pasar por el estómago, el agua es absorbida principalmente en los primeros segmentos del intestino delgado. Una pequeña parte de toda la absorción de agua se produce en el estómago y el colon. El intestino delgado absorbe 6.5L/día, mientras que el colon absorbe 1.3L/día. Estas cantidades corresponden al agua ingerida a diario, además del agua producida por las secreciones de las glándulas salivales, el estómago, el páncreas, el hígado y el propio intestino delgado.

El no ingerir suficiente  agua, paulatinamente nos llevará a padecer diferentes enfermedades. Los especialistas recomiendan beber de 2.5 a 3 litros de líquido al día, tengamos en cuenta que la hidratación que requiere nuestro cuerpo no proviene de jugos azucarados, ni bebidas de cola u otras bebidas gasificadas. Nada puede sustituir la acción refrescante, purificadora e hidratante que nos proporciona el agua pura.

También es verdad que no siempre es posible llegar a la meta tan sólo a base de agua natural, por lo que nuestro sabio Dios, a través de la naturaleza nos ofrece  entre muchos otros, los siguientes alimentos que pueden ayudarnos a incrementar nuestra ingesta diaria.

Infusiones

Las mejores para alcanzar el equilibrio hídrico son la manzanilla, el té verde y la menta.

Sandía

Esta refrescante fruta se compone en su mayoría por agua, de ahí su nombre en inglés (watermelon), también aporta vitaminas y fibra.

Tomate

Además de aportar gran cantidad de agua, se le conoce por su poder antioxidante.

Lechuga

Su alto contenido de agua y fibra favorece la digestión y lo mejor es que tiene pocas calorías.

Espinaca:

Su aporte de calcio y potasio nos ayudan a mantener el adecuado nivel de líquidos.

Naranja

Además de agua, aporta fibra y vitamina C, ayuda a regular la presión y la circulación.

Pídele a Dios que te de la fuerza de voluntad para sustituir las bebidas no saludables por el agua fresca.  Pronto te darás cuenta cómo tu piel se ve más lozana, perderás peso, se irán tus problemas de estreñimiento, la inflamación del vientre desaparecerá, tu cabello se verá más sedoso, disminuirá el mal aliento y el olor de tu sudor no será tan penetrante. ¡Anímate a comprobar todos estos beneficios, tu cuerpo lo agradecerá y tendrás mejor salud!.

Carolina Raquel Godines Fragoso




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS