Salud del cuerpo

 

 

LA SALUD FÍSICA Y LA BIBLIA 4 / 5

2018-06-02 Por: Autorización de Jóvenes Cristianos.com 30

Problemas psicosomáticos

La Biblia ha resultado estar adelantada a su tiempo en cuestiones médicas al reconocer la importancia del componente psicosomático de algunas enfermedades mucho antes de que esta idea se aceptase normalmente en la medicina. Además, la explicación bíblica del papel de la mente en la manifestación de las enfermedades físicas sigue siendo un modelo de entendimiento claro. Proverbios 17: 22 afirma: Un corazón que está gozoso hace bien como sanador, pero un espíritu que está herido seca los huesosAquí no se emite ningún juicio crítico, sólo se constata un hecho. No se aconseja a la persona afligida que se anime, como si eso fuera tan simple.

Una actitud positiva puede ayudar; la preocupación es algo negativo y perjudicial. La solicitud ansiosa en el corazón de un hombre es lo que lo agobia, pero la buena palabra es lo que lo regocija.”  (Proverbios 12: 25) Merece la pena meditar sobre Proverbios capítulo 18, versículo 14: El espíritu de un hombre puede soportar su dolencia; pero en cuanto al espíritu herido, ¿quién puede aguantarlo? El texto sugiere que la capacidad de una persona para aguantar un cierto grado de enfermedad física podría incrementarse si buscase el apoyo de su fuerza espiritual.

El psiquiatra James T. Fisher declaró lo siguiente sobre el valor psicológico del Sermón del Monte de Jesús: “Si hubiera que hacer un resumen completo de todos los artículos de peso escritos por los psicólogos y psiquiatras más cualificados en el tema de la higiene mental -si se combinaran y refinaran y se eliminara el exceso de palabrería-; si se cogiera lo esencial y dejáramos a un lado la paja, y si tomáramos todas estas joyas del conocimiento científico puro para que el más hábil de los poetas las expresara de forma concisa, tendríamos una versión pobre e incompleta del Sermón del Monte. Y perdería muchísimo en la comparación”. (A Few Buttons Missing, página 273.)

Los sentimientos psicosomáticos pueden influir en nuestro estado físico, pero esto en sí mismo no significa que no haya una enfermedad física real. Por lo tanto, es importante que en primer lugar se intente atender las necesidades físicas y como mínimo reconocer la enfermedad, mientras que al mismo tiempo se fomenta una actitud mental y espiritual positiva, que ayudará a la persona a aguantar. Esto cobra una importancia especial cuando quizás no haya disponible un tratamiento definitivo para la enfermedad en este sistema de cosas.

Tras el pecado de Adán, la muerte llegó a ser una realidad genética inevitable para todos los humanos (Romanos 5: 12). Por lo tanto, normalmente no sería apropiado atribuir la enfermedad específica de un individuo a su estado espiritual. Es importante tener en cuenta este hecho al tratar a personas enfermas que se encuentran en un estado emocional débil.

Por: jóvenes-cristianos.com

http://jovenes-cristianos.com/area-cientifica/salud-alimentacion/la-salud-fisica-y-la-biblia.html




Autor
Autorización de Jóvenes Cristianos.com

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS